lunes, 28 de noviembre de 2016

Rompiendo las reglas. María Martínez



Tyler es sexy, inteligente y seguro de sí mismo. Cabreado con el mundo, su carácter es impredecible. Los tatuajes de su cuerpo son el recuerdo constante de todo lo que ha perdido, de los errores que jamás podrá perdonarse y de los deseos que nunca logrará cumplir. Ha aprendido del peor modo posible que amar significa sufrir, y que el único modo de sobrevivir es regirse por sus propias reglas. 


Cassie es lista y divertida, un poco cínica, y no le importa lo que los demás piensen de ella. Sabe cuáles son prioridades, sus expectativas, y tiene muy claro la clase de vida que quiere vivir. Pero bajo esa apariencia de seguridad y control, se esconde un corazón roto y asustado que intenta proteger a toda costa. 

Han pasado casi dos años desde que Tyler y Cassie se vieron por última vez. Ninguno está preparado para el reencuentro, para aceptar que la atracción que una vez sintieron sigue ahí, bajo la piel, imposible de ignorar. Enamorarse sin remedio parece inevitable; pero, a veces, el amor no es suficiente.






Hola hola !! Por fin vuelvo con otra reseña quizá algo más breve de lo que os tengo acostumbrados. La verdad,  no es que  no tenga un montón de cosas que decir sobre la novela de la que os hablo hoy,  si no que,  por falta de tiempo veo que si no, las reseñas pendientes pasarán al rincón del olvido y me daría mucha pena no poder hablaros aunque sea brevemente de aquellas historias que por una u otra razón más me van marcando. 


Si os soy sincera,  no he leído Cruzando los límites (primera parte de la saga) porque soy un desastre, me lié y cuando compré el libro estaba convencida de  que Rompiendo las reglas era la primera historia pero no. El caso es que al ser historias independientes que comparten personajes no he tenido problema salvo que me he spoileado toda la historia que acontece en el primero de los libros (pero que creo que leeré igualmente...). 

Ya os habréis dado cuenta que septiembre  fue el mes de las historias románticas y no leí ningún otro género. Esto tiene su peligro porque en ocasiones me ha sucedido que  al leer tantas historias  seguidas, mi cabeza acababa formando un batiburrillo de personajes, unas historias eclipsaban a otras y al final acababa siendo todo un auténtico desastre. Sin embargo, a veces pasa que cada historia que encuentras al menos iguala la calidad de la anterior y vuelve a conseguir que los personajes calen en ti y la historia permanezca intacta en tu cabeza. Pues eso es exactamente,  lo que me sucedió durante el mes de septiembre. 

En realidad Rompiendo las reglas fue una de las primeras lecturas del mes y aunque el new adult no es mi género predilecto en absoluto,  aún guardo cada detalle como si acabase de terminar el epílogo. 

Y todo debido a que la autora,  ha sabido crear unos personajes sexis, alocados y  realistas con una increíble atracción sexual de esa que tanto me gusta en este tipo de novelas y que hacen que la trama de la novela  me resulte tremendamente adictiva  y me obligue  a leer una página tras otra hasta el final de la historia. 
Amor, amistad, familia, miedos,  inseguridades y un montón de emociones más  quedan plasmadas en sus más de 400 páginas consiguiendo un  global que a los amantes del género, sin duda os conquistará por completo.   

Realmente el estilo de la autora me ha sorprendido mucho, y estoy segura de  que aunque esperaré un tiempo para olvidar todo lo que he averiguado de su anterior historia por haber leído los libros en el orden erróneo, en algún momento  me adentraré en la historia de Caleb y Savannah con Cruzando los límites para poder volver a disfrutar del talento de María Martinez. 

Besoss 













2 comentarios:

  1. Hola, definitivamente debes leer Cruzando los límites, es mucho mejor que este, considerando que este también es bueno, ¡saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola soy Abril, del Blog "Friki writters" participo de la iniciativa "Seamos seguidores". Ya te sigo.
    Mi blog: lecturasycafeconac.blogspot.com.ar
    Buena reseña! Me encanto.
    Besos!

    ResponderEliminar

Elige tu idioma